Sherezade en apuros

Aprendiendo árabe y tratando de recordarlo


Características de la escritura árabe

Gracias al fantástico sitio web del profesor Antonio Giménez Reíllo, puedo incluir una explicación clara y concisa sobre las características de la lengua árabe que la diferencian de manera más relevante de la escritura de lengua latina.
  • Se escribe de derecha a izquierda: Este hecho repercute, además, en la manera de disponer los párrafos, en la maquetación, en la encuadernación de las publicaciones, etc. Las páginas de un libro en árabe, por ejemplo, se pasan de izquierda a derecha (como hacemos a veces cuando hojeamos una revista) y van cosidas a este lado. Primero se traza el ductus de cada palabra y después se añaden los puntos diacríticos, en caso de haberlos. A continuación se salta a la siguiente palabra.


  • La escritura es cursiva: Las letras se enlazan unas con otras formando, siempre que sea posible, un trazo continuo llamado habitualmente ductus. Algunas letras pueden unirse tanto a la que les precede como a la que les sigue. Otras sólo pueden unirse a la anterior, pero no a la siguiente, rompiendo así la continuidad del trazo.


    • Posición y forma de las letras: Dependiendo de la posición que ocupa una letra dentro del ductus, y de las letras que la preceden o la siguen, ésta adopta una u otra forma (según enlace a izquierda, a derecha, a ambos lados o a ninguno).Todas las letras pueden enlazarse a la anterior, pero no todas pueden enlazarse a la siguiente, que en dicho caso ha de quedar suelta o como si estuviera al comienzo de la palabra.
    • Ductus y diacríticos: Por encima y por debajo del ductus de una palabra —en gris en la ilustración— podemos observar una serie de signos diacríticos, que pueden ser de dos tipos y se situán en sendas capas paralelas al ductus, por encima y por debajo de éste:
      • Las llamadas mociones (حركات) —en naranja— que indican qué lectura vocálica o longitud se ha de dar a la consonante que acompañan, y que no suelen emplearse a menos que sea absolutamente necesario.
      • Puntos —en verde— que forman parte de las letras y permiten, como veremos a continuación, distinguir entre aquellas que tienen un cuerpo idéntico.
    • Semejanza entre algunas letras: Son varios los grupos de letras que tienen en común un mismo cuerpo, como sucede en español con la N y la Ñ, o en francés con la C y la Ç. La combinación de un mismo cuerpo y distintos puntos diacríticos da lugar a letras diferentes, como en el ejemplo. En el alifato animado que se incluye en el sitio de Giménez Reíllo, las letras se presentan agrupadas por cuerpos para facilitar su identificación. Esta particularidad conlleva que en ciertas muestras de escritura rápida o borrosa (manuscritos, faxes, etc.) —donde los puntos se confunden con motas de tinta o no se aprecian con claridad— resulte a veces difícil diferenciar unas letras de otras. A esta misma dificultad se enfrenta, p. ej., el software de reconocimiento óptico de caracteres. Valiéndose de este método, algunos alfabetos derivados del árabe (urdu, persa, turco otomano, etc.) han podido crear nuevos caracteres que reflejan sus particularidades fonéticas, a partir de los cuerpos ya existentes. Si al cuerpo de la imagen, p. ej., le añadimos tres puntos debajo, obtendremos la letra «peh» del alfabeto persa (پ), que no existe originalmente en el árabe. Podría decirse que esta puntuación equivale a los diacríticos empleados en algunos alfabetos para ampliar el repertorio de caracteres latinos existente (la tilde de la eñe, la cedilla, el circunflejo, la diéresis, etcétera).
    • Trazo de prolongación: En la tipografía árabe la última palabra de un renglón nunca se divide para que continúe en el siguiente. El trazo de prolongación (تطويل o كشيدة, del persa كشيده, "estirado") permite "estirar" las palabras, p. ej., hasta el final del renglón, con objeto de justificar un texto. Esta peculiaridad no sólo tiene aplicaciones tipográficas, sino también estéticas, en el caso de la caligrafía.


  • La escritura puede (y suele) ser defectiva: Al escribir en árabe suele prescindirse, de manera habitual, de una serie de signos diacríticos que en determinadas circunstancias resultan superfluos. El hábito, el contexto y el conocimiento de la lengua permiten restituir mentalmente dichos signos, aunque sin duda este tipo de escritura incompleta plantea dificultades a los lectores más inexpertos (como es mi caso).
¡Qué gustazo de explicaciones! Apuntáos este enlace: Antonio Giménez Reíllo.

Etiquetas: , , ,

1 Responses to “Características de la escritura árabe”

  1. # Anonymous Fuentes Arabe

    Que interesante me parece lo de escribir de de derecha a izquierda.. Me encanta las letras arabes..
    Saludos
    Aurora  

Publicar un comentario

Links to this post

Crear un enlace